a head full of dreams

Reseña: Dragón Rojo – Thomas Harris

Sinopsis:

Sin una razón de peso, el agente especial Jack Crawford no habría turbado la apacible existencia y el anonimato de Will Graham, el hombre que había conseguido desenmascarar al psicópata doctor Lecter, más conocido en los medios de comunicación como ‘Hannibal el Caníbal’. En efecto, las circunstancias que rodean los asesinatos de dos familias en Birmingham y en Atlanta convierten al investigador Graham en un hombre imprescindible del equipo de detectives que investigan el perfil psicológico del monstruo, el ‘Dragón Rojo’, y las horribles mutilaciones que inflige a sus víctimas.

Reseña:

Dragón Rojo empieza con Will Graham hablando con Jack Crawford sobre resolver un caso importante que está sucediéndose, es sobre un hombre apodado “El Hada de los Dientes” que masacró a dos familias y presuntamente irá por la tercera. Al principio Will es un poco reacio pero al final se deja convencer por Crawford.

Will va a la casa de los Leeds, víctimas del Hada de los Dientes y recrea todo lo que pudo recopilar de una manera fantástica. Es una capacidad interesante que tiene Graham de meterse en los asesinatos ocurridos.

Pues bien, después de pensarlo mucho y ver que es una callejón sin salida decide ver a su último caso antes de su retiro, el Doctor (doctorazo) Hannibal Lecter. BIEN BIEN BIEN, aquí es cuando yo me emocioné de verdad pues vi las películas acerca de Lecter antes y me pareció un personaje fascinante y digno de investigación. Después de que Will fuera a verlo lo amé muchísimo más, su apariencia pequeña y prolija, su modo de hablar y la manera en que ladea la cabeza cuando interroga. Se van a enamorar de Hannibal tanto como yo, aún a sabiendas del daño causado a sus víctimas anteriormente. En mi opinión ese es uno de sus más grandes poderes.

Después de este encuentro me quedé embelesada con el libro, a esperas de que Will fuera a ver al intrigante caníbal otra vez. Esperé y esperé y leí con muchas ansias pero lamentablemente esto no sucedió. Desilución total. Yo me esperaba mucho pero muuuucho Hannibal en este libro pero no pasó así. Hannibal entró en escena dos veces y no más, se lo advierto a quienes piensen de otra manera antes de leer el libro. Se van a encontrar con un bajón de proporciones bíblicas. Para la próxima señores…

Muy a pesar de esto el libro no fue malo. Me tuvo entretenida lo suficiente como para quedarme un poco más tarde de noche leyendo. Las descripciones de Harris son muy precisas y esto hace que el libro sea de fácil lectura. Se metía no sólo en las cavilaciones de Will Graham si no también en las de Francis Dolarhyde, el antagonista y asesino. Te explicó paso a paso y suceso por suceso lo que llevó a Dolarhyde a cometer tales atrocidades y cómo paso de niño asustadizo a el Hada de los Dientes al Dragón Rojo hasta el punto de que casi simpatizabas con él, de una manera superficial, pero ahí estaba ese sentimiento. Eso es algo que muy pocos logran, hacer que te guste hasta el más malo incluso de la manera más ínfima. Punto para el Harris.

De algo que sí me quejo es de las partes en las que se narraban los procedimientos policíacos y de investigación. Ocupaban páginas y al final del día eran cosas que ni me interesaban en lo más mínimo y que el libro puedo haber prescindido fácilmente.

¿Y el final? Oh, el final. Fue una montaña rusa que yo no me esperaba. No voy a spoilearlos pero sí les digo que en las últimas 30 o 40 páginas algo me enojó muchísimo pero después me dejó con una buena sensación en la cabeza, se arregló todo por completo.

Calificación: 3.5/5

Have your say