a head full of dreams

Ejercitar el músculo escritor

‘Si quieres ser escritor, debes hacer dos cosas más que nadie: leer mucho y escribir mucho’ – Stephen King

Comienzo la entrada con una cita de una de mis grandes inspiraciones en la vida. El señor Stephen King. Y es que sí, si quieres ser escritor debes leer como un cosaco y escribir como un obseso. Pero eso en adición a eso, también creo que al leer debes formar un criterio con argumentos para que tengas una opinión detallada de lo que has leído y al escribir debes hacerlo procurando no plasmar idioteces sin sentido a tu escritura. Leer y escribir mucho, pero no a lo pendejo.

(Es tan bello nomejodan)

Eso es lo que yo intento hacer. Intento ejercitar el músculo escritor que llevo dentro y que sé que algún día va a florecer como la rosa más populosa, como la oruga que se le pasa un tiempo encerrada para luego ser mariposa. Convertirme en algo genial en cuanto escritura, ser alguien que pueda escribir sobre lo que sea y como sea, siempre con un estilo que me defina y con el poder de enganchar a las personas.

Como mi intención es esa, leo a diario. Pero no escribo a diario. Para eso mismo tengo este blog, para expresarme, escribir y ejercitar ese músculo tan flácido que tengo pero que sé que de aquí a mañana (no literalmente hablando) se volverá algo grande y que tendré la oportunidad de encantar a la gente con mi prosa. No sé si multitudes alrededor del mundo o un puñado de personas, pero quiero ser una autora publicada algún día y sé que con los ovarios bien puestos y determinación lo voy a lograr.

De momento en el blog sólo escribo reseñas y entradas random como esta, para probarme a mi misma que puedo tener opiniones estructuradas y que puedo plasmarlas correctamente, ejercitando también mi poder para describir. Lo estoy logrando poco a poco, mejorando poco a poco. Después de avanzar con esto, cuando mi blog tenga más alcance y yo más confianza quizás QUIZÁS me atreva a publicar mis propios relatos. Porque aún ni si quiera me atrevo a escribirlos, me da miedo, mucho miedo que al intentarlo puedan salir sandeces que nadie se dignaría a leer. Por eso de momento estoy leyendo muchísimo, para tener base y formarme en el mundo literato antes de lanzarme a escribir siquiera un cuento corto.

Leeré mucho, y escribiré mucho. Hasta donde el colegio y yo misma me lo permita. Después de un par de años volveré a esta entrada y la compararé con mis trabajos de ese momento y sé que, para bien o para mal (espero que para bien) me quedaré muy sorprendida. El resto será historia…

 

Have your say